Puigdemont el kamikaze, Rajoy el indolente

El amigo Carles Puigdemont, que llegó a la presidencia de la Generalitat de rebote, se ha propuesto llegar hasta el final de su vida política arrasando con lo que haga falta. Hoy escribe un tuit en el que exige al rey de España “pedir perdón” para ser bienvenido a la “República de Catalunya”. Una provocación más del “exiliado” en Waterloo.

Su afán por no perder protagonismo –sería su muerte política– ha provocado, entre otros daños, una demora en la formación de un nuevo gobierno autonómico. Han pasado dos meses desde las elecciones en las que el voto independentista se estancó y en las que se confirmó la división de la sociedad catalana.

Puigdemont está dispuesto a romper lo que haga falta. Aprovecha la torpeza del Gobierno español para modificar su táctica e intentar mantener la cuerda tensa, tan tensa que amenaza con romperse.

Desde su huida a Bruselas, únicamente ha tratado de provocar inestabilidad política y social, con sus consecuentes efectos, por ejemplo, en la economía. Y hoy, tras las decisiones de Roger Torrent y Ada Colau de dar la espalda al Rey en la inauguración del Mobile World Congress, ha vuelto a dar una vuelta de tuerca para recordar a todo el mundo que todavía existe.

@KRLS y su entorno han construido un argumentado que no se sostiene por mucho que se empeñen, pero que vende entre sus seguidores. Pero, amigo, desde Waterloo no se puede tomar el pulso a una sociedad dividida. Todo le llega a través de terceros. Y todas sus propuestas para formar gobierno son fruto de esa historia que han montado y adornado, eliminando episodios como el de los días 6 y 7 de septiembre, y que culmina con los 10.000 votos que separan los resultados electorales de JxC de ERC, cuyo candidato se encuentra en prisión preventiva.

Además, el expresidente –lo siento, pero es “ex”– y sus exconsellers han dejado en la estacada a los que se encuentran en prisión o en libertad bajo fianza. Les ha complicado la vida, pero parece que no le importa.

Rajoy: tienes un “pollo de cojones”

En la grabación de una videoconferencia que Puigdemont mantuvo desde Bruselas con sus chicos de Barcelona afirmó que España “tiene un pollo de cojones“. Sí, en esto le doy la razón, entre otras cosas porque el pollo es él y los que le susurran a la oreja impulsando la estrategia kamikaze que ha adoptado.

Teniendo en frente a Rajoy, pendiente de los pactos que sostienen su gobierno, no es difícil mantener la tensión. Además, cada vez que algún miembro relevante del PP abre la boca mete la pata. Son incapaces de acertar. Se lo ponen a huevo.

155, justicia y presos

Está claro, por otra parte, que la permanencia en prisión de Junqueras, los Jordis y Forn no tiene ningún sentido. Además del daño personal inflingido a cada uno de ellos y a sus familias, mantenerlos en prisión es, en mi opinión, un error grave del poder judicial que mantiene viva la llama del independentismo.

Llarena debe liberarlos y la vida misma se encargará de poner a cada uno en su sitio, como el resto de investigados. Es preocupante, además, la sensación de que los delitos de los que se les acusa puedan ser desmontados por una instancia superior europea. ¿Está invadiendo la justicia el espacio que Rajoy les ha dejado en la política? Está claro que la han “liado parda”, pero la judicatura debe hilar muy fino en la interpretación de las leyes.

La maldición de los equidistantes

Los que nos sentimos entre dos frentes observamos con impotencia cómo Puigdemont desvaría. Vemos claro que Cataluña debe tener un gobierno cuanto antes. Nos sonrojan las actitudes de algunos jueces y, sobre todo, de algunos miembros del Gobierno o del Partido Popular.

Personalmente, lo que más me preocupa es la falta de respeto por la verdad. Si no hay un reconocimiento por cada una de las partes de los errores cometidos, no hay posibilidad de reconciliación. Y cada día que pasa se deteriora la situación de Cataluña y de España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s